Seguidores

jueves, 12 de enero de 2012

El tamaño del pene o los mitos de una pobre sexualidad


“Su cuerpo era hermoso, muy blanco, el culo más hermoso del mundo, sus huevos gordos, y su miembro musculoso podría tener diecisiete centímetros de largo por quince de grueso; estaba coronado con una cabeza de al menos cinco centímetros, y mucho más gorda que la mitad del miembro, y casi siempre al descubierto” ( Juliette-El marqués de Sade)

En alguna otra entrada he definido la sexualidad imperante en nuestra sociedad como una constante adoración de la simple genitalidad. Frente a los infinitos elementos que componen la sexualidad humana, todo se simplifica y resume en el uso y disfrute de los genitales sin otras consideraciones; de esta forma se entiende la importancia que se concede actualmente a los órganos sexuales, a su forma,  tamaño...
Así coños y vergas, vaginas y penes son el referente más importante de la anatomía sexual y erótica. 
En este campo las mujeres quedan por la naturaleza interna de sus genitales protegidas, pasando no sus genitales, sino su pubis más propiamente dicho a ser el objeto de deseo y visión del hombre. No es común que un hombre pregunte: ¿ Tienes la vagina grande o pequeña?, ¿Cuánto te mide?
Por el contrario, aparece la mitificación del tamaño, la forma y textura de los genitales masculinos, dado que estos son externos y en una sociedad cada vez más inculta las realidades se confunden con la fantasía.
El tamaño del pene se convierte en tema de la principal importancia para muchos, para gloria de algunos, complejo de otros y objeto de atención de muchas mujeres. El normal comentario de “mira que paquete tiene” hace referencia a que los genitales masculinos están en primera línea de interés.  
El pene es objeto de interés tanto de las mujeres como de los propios hombres como los pechos lo son también de interés tanto de los hombres como de las mujeres.
Y entonces llegan las preguntas: ¿ Cuál es el tamaño normal de un pene? ¿ El tamaño importa? ¿ Estaré en la media?
Señala en una frase Theodor Fontane: “Todos los cerebros del mundo son impotentes contra cualquier estupidez que este de moda”. En este asunto es más verdad que nunca.
El tamaño, salvo que el pene sea verdaderamente pequeño, importa muy poco en relación con la capacidad del hombre para dar y recibir placer, más cuando se sabe que la vagina donde concentra su sensibilidad es en los primeros centímetros de su entrada; y eso sin contar la principal importancia del clítoris, muy lejos de las profundidades vaginales.
En este post pondré las medias de tamaño de pene así como también las medias por raza que en este caso si son relevantes. El mito de que los negros la tienen más grande es verdad, simplemente es una realidad, al igual que la raza asiática peca de lo contrario pero, ¿ alguien en su sano juicio piensa que el sexo de unos y otros difiere respecto a lo placentero?. La raza caucásica está a mitad de camino entre la raza negra y la raza oriental.
Por otro lado, el tamaño de las vaginas de las diferentes razas es también  diferente,  y mientras las mujeres de raza negra tienen vaginas más grandes, las mujeres orientales las tienen más pequeñas. Los datos que he encontrado son los siguientes respecto a las medias de los penes:

Tamaño en estado de erección:



Pequeño 14 cm ó menos 28,3% de los varones
Normal 15 cm -17 cm 50,3% de los varones
Grande 18 cm -20 cm 15,2% de los varones
Enorme más de 20 cm 6,2% de los varones



Estas estadísticas muestran el resultado de la encuesta del "Informe Kinsey". Según ellos el tamaño medio en erección, tomado de la base del pene hasta la punta del glande, es de 15,64 cm de largo


Diferencias entre razas


El registro etnográfico tiene numerosas distinciones anatómicas... Éstas incluyen la ubicación de los órganos genitales femeninos (las orientales al frente y alta; negras atrás y abajo); ángulo y textura de la erección (los orientales paralela al cuerpo y dura, los negros en ángulos rectos al cuerpo y flexible); .... musculatura (los orientales mínima, los negros máxima); y tamaño de los genitales (los orientales los más pequeños, los negros los más grandes). Promediamos los datos etnográficos sobre penes erectos y encontramos que los promedios fueron aproximadamente:


Orientales 10 a 14 cm de largo 3 cm de diámetro
Caucásicos 14 a 15,2 cm de largo 3,8 cm de diámetro
Negros 16 a 20 cm de largo 5 cm de diámetro

Esto simplemente son datos estadísticos que satisfacen la curiosidad que se pueda tener en este campo pero como he dicho, el tamaño no es relevante a la hora del placer salvo que sea un condicionante psicológico para el mismo.
Un pene grande puede producir más inconvenientes que uno por debajo de los normal, si contar el uso que se da a esa polla y el vigor y dureza que alcanza. Una erección sostenida en el tiempo es mucho más relevante que el tamaño más o menos grande de un pene; una polla pequeña y dura es en este campo mejor que una grande y morcillona.
También es curioso como casi todos los desnudos integrales masculinos  son con vergas en reposo, que conforman un nuevo mito aun más falso que el anterior.
El tamaño de un pene en reposo no muestra absolutamente nada del tamaño y envergadura que ese pene puede llegar a alcanzar en erección. Un pene grande en flacidez puede aumentar muy poco en erección al igual que un pene pequeño en flacidez puede alcanzar un prodigioso tamaño en erección.
El algunos desnudos masculinos para darse el pego de que se tiene un gran pene en flacidez se recurre a una simple técnica: poner en la base del pene una goma que presiona el pene y así aumenta su tamaño en reposo.
Otra solución es poner el pene en erección y hacer las fotos cuando se esta perdiendo la misma, mil artimañas para alimentar un absurdo; si el tamaño no importa, el tamaño en flacidez ...
Un elemento interesante que por último me gustaría comentar sobre este tema es el de cómo se hacen las mediciones. Hace algún tiempo que me enteré que la forma de medirse el pene esta estandarizada para asegurar que las medias que se toman son correctas.
Calculo que el 99% de los hombres se han medido el pene dada la cultura de la genitalidad en la que estamos inmersos, y también que el 75% de los mismos seguramente lo ha hecho de forma incorrecta. Yo siempre digo que si se tiene curiosidad en hacer algo lo mejor es hacerlo bien, sobre todo ahora que toda la información que se quiera está al alcance en un solo clip..
Si alguien tiene curiosidad que pinché el siguiente enlace: http://www.adn.es/sexo/20080505/NWS-2506-pene-mide.html
Hay varias formas de hacer estas mediciones pero desde mi punto de vista la que presenta este artículo es la más “real” y la que yo mismo he utilizado.
No es raro que  en conversaciones en las que solo hay hombres se comenten seriamente los diferentes tamaños. Si sirve como ejemplo la última vez que surgió este tema en mi presencia, de los cuatro hombres allí reunidos, había dos quinces, un dieciséis y un diecisiete; es decir que se dijo la verdad, al menos conforme a las medias.
En cualquier caso, la única verdad, lejos de mediciones y estadísticas está en saber disfrutar plenamente de lo que se tiene y hacer disfrutar con ello, pues respecto al principal órgano sexual, el cerebro,  todos medimos igual.
Lo que es absurdo es acomplejarse si se esta por debajo de esos 15 cm o por el contrario, alardear si se está por encima. Evidentemente, los “miembros musculosos” como los que describe Sade, no solo no garantizarían placer...serian un serio problema en la realidad.
Estar satisfecho con lo que se tiene es un elemento de la seguridad en uno mismo, un importante  ingrediente del placer y de la sexualidad. El tamaño del pene no lo decidimos nosotros pero el uso que de él hacemos, sí.

8 comentarios:

  1. nada...BURRO GRANDE ANDE O NO ANDE xd

    ResponderEliminar
  2. De acuerdo con que el uso es más importante que el fruto, pero...puestos a elegir, algo medianamente decente no?

    Me alegro que hayas vuelto. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. El tamaño no importa, además el sexo es algo más ke un pene y una verga

    Un abrazo y... he creado algún ke otro blog nuevo, échale un vistazo si kieres ;)

    ResponderEliminar
  4. Lo importante es la adaptación de ambos cuerpos y creo que la permanencia de la erección. Me alegro de que ahora sí hayas vuelto. ;)

    ResponderEliminar
  5. Existe una broma para quienes decimos que el tamaño no importa y es que dicen que lo decimos por que la tenemos pequeña.. jaja.

    Hablando seriamente quien piensa que el sexo sólo se hace con el pene pues lo lleva muy mal, existe miles de maneras de complacer y ser complacido sin penetración ...pero claro eso requiere de mucha imaginación compartida.

    Muy buena entrada, te sigo hace mucho pero como voy por muchos sitios no me da para todo, disculpas por ello y gracias por compartir tan buen material.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por vuestros comentarios, tomo nota de ellos.Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y bien, el la realidad, cualquier pene está en condiciones físicas de satisfacer a una mujer, ya que la vagina se adapta a todas las dimensiones. Pues no es cierto que un pene grande tenga necesariamente dar mayor placer, eso depende también de las dimensiones vaginales de partida. Mujeres con la vagina dilatada pueden preferir penes mayores, pero digamos que no es lo mismos con las mujeres más estrechas.
      Ademas generalmente las mujeres ven al hombre en su conjunto y no se enfocan en un detalle específico de aquél, un pene grande es una característica que da seguridad sexual sólo a su "propietario". Aunque al igual que causa excitación en los hombres, senos duros y traseros bien formados, lo mismo vale para algunas mujeres con respecto al pene, así como con otras características sexuales del hombre.

      En Internet hay muchos blog que hablan del tema tanto de pago como gratis y buscando en google he encontrado el que me ha parecido mejor http://salud-del-pene.blogspot.com

      Eliminar